Bienestar mental

El bienestar mental es fundamental para nuestra capacidad colectiva e individual de pensar, manifestarsentimientos, interactuar con los demás, ganar el sustento y disfrutar de la vida. Sobre esta base se puede considerar que la promoción, la protección y el restablecimiento de la salud mental son preocupaciones vitales de las personas, las comunidades y las sociedades de todo el mundo.

La salud mental se define como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad. 

logo omsPor eso, la dimensión positiva de la salud mental se destaca en la definición de salud que figura en la Constitución de la OMS: «La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades». En este sentido positivo, la salud mental es el fundamento del bienestar individual y del funcionamiento eficaz de la comunidad.

La OMS, siguiendo esa línea de su Constitución, establece en el Plan de acción sobre salud mental 2013 - 2020 que el bienestar mental es un componente fundamental de la definición de salud, y reitera que la buena salud mental hace posible que las personas materialicen su potencial, superen el estrés normal de vida, trabajen de forma productiva y hagan aportaciones a su comunidad. Se comprende entonces que en el núcleo del plan de acción se encuentre el principio mundialmente aceptado de que «no hay salud sin salud mental».

Dado que el bienestar mental posibilita que el individuo realice sus capacidades, supere el estrés normal de la vida, trabaje de forma productiva y fructífera, y aporte algo a su comunidad, es imprescindible que se incorporen programas de bienestar mental al ritmo cotidiano de las empresas y de las instituciones educativas. Con respecto a los niños, la OMS hace hincapié en los aspectos del desarrollo, como el sentido positivo de la identidad, la capacidad para gestionar los pensamientos y emociones, así como para crear relaciones sociales, o la aptitud para aprender y adquirir una educación que en última instancia los capacitará para participar activamente en la sociedad.

La salud mental, como otros aspectos de la salud, puede verse afectada por una serie de factores socioeconómicos, entre los que se encuentran el estrés, las condiciones laborales, la falta de gestión de pensamientos, emociones comportamientos e interacciones con los demás, y la carencia de sentido de la identidad y de sentido vital. Dependiendo del contexto local, algunas personas y grupos sociales pueden correr un riesgo significativamente mayor de sufrir problemas de salud mental. En muchas sociedades, los trastornos mentales relacionados con el exceso de trabajo y el estrés suscitan una creciente preocupación.

La OMS denomina trastornos mentales a esas variaciones del bienestar mental que suelen caracterizarse por una combinación de pensamientos, emociones, comportamientos y relaciones sociales anormales, y entre los que destaca los trastornos mentales y del comportamiento causados por consumo de sustancias psicoactivas, trastornos del humor (afectivos), trastornos relacionados con el estrés, trastornos de la personalidad y del comportamiento en adultos, trastornos emocionales y del comportamiento que aparecen habitualmente en la niñez y en la adolescencia, etc.

Conviene que dichos factores se aborden mediante estrategias integrales de promoción, prevención, tratamiento y recuperación. Así, el objetivo 3 para la aplicación del mencionado Plan (“Poner en práctica estrategias de promoción y prevención en el campo de la salud mental”) recoge, entre otras, la opción de promover el bienestar mental a través del fomento de la meditación.

 

Leer más...

 

 



 

 
Usted está aquí: Inicio NeuroMeditación WELLNESS